La lectura en parejas: Guía práctica (Parte IV)_Consejos específicos para ayudar a los alumnos tutelados a leer

Este post es el último de un total de cuatro y su objetivo principal es acercar al profesorado una guía práctica de cómo trabajar la lectura en parejas dentro  del aula. Puedes encontrar el primer, segundo  y tercer post aquí, aquí y aquí.

Todos los materiales que se presentan a continuación una traducción parcial del documento creado por el National Literacy Trust y titulado Pair Reading schemes: a teacher toolkit.  Su versión original está disponible en:  http://www.literacytrust.org.uk/assets/0001/1015/Paired_reading_scheme_toolkit.pdf

Animar a los alumnos tutelados a leer por placer

Un rol muy importante de los alumnos tutores es animar a sus compañeros tutelados a leer más fuera del colegio y de las sesiones de lectura en parejas. Idealmente, los alumnos tutores son lectores ávidos.  Si no lo son, es aconsejable que dediques tiempo a animarles a hacerlo.  Como modelos lectores, los tutores deben:

  • Hablar sobre por qué les gusta leer.
  • Hablar sobre qué están leyendo en ese momento.
  • Recomendar lecturas que ellos han disfrutado en el pasado.
  • Incentivar la lectura de cualquier material animando a sus compañeros tutelados a leer y hablar sobre revistas, cómics, páginas web así como libros que ellos han leído.
  • Mostrar interés en las elecciones de lectura de sus compañeros.
  • Si lo necesitan, pedir ayuda a su profesor o padres para que le aconsejen sobre qué lecturas puede recomendar a su compañero tutelado cuando termine lo que está leyendo.
  • Cuando sea posible, leer los libros elegidos por su compañero tutelado para poder hablar sobre ellos en las sesiones de lectura compartida.

Lectura en parejas Parte IV Cuadro 1

Ayudar a los alumnos tutelados a elegir libros

Cada alumno tutelado ha de ser capaz de elegir adecuadamente libros de lectura por sí mismo y sus compañeros tutores han de ayudarle en esta tarea. Algunos alumnos tutores puede que sean capaces de elegir libros de forma natural pero otros puede que no lo hayan hecho nunca o pocas veces o que lo hayan hecho pero sin mucho éxito.  Por tanto, es importante que los tutores comprendan la importancia de la selección de los libros, que aprendan cómo se hace y que tengan oportunidades para practicarlo.

  • Adecuación: Los tutores pueden ayudar a sus compañeros tutelados a elegir un libro de lectura mediante el método de los cinco dedos. El alumno elige para leer una página del libro con una mano, mientras tiene la otra mano abierta. Cada vez que encuentra una palabra que no conoce, esconde un dedo de la mano abierta. Si el alumno encuentra en esa página cinco palabras desconocidas y esconde, por tanto, todos los dedos, eso significa que probablemente ese libro es demasiado difícil para él.
  • Pistas en el libro: Esto se refiere a las pistas que el alumno puede encontrar sin ni siquiera abrir el libro. Los alumnos deben preguntarse: “¿suena el título interesante?” o “¿se parece la portada a otro libro que he leído anteriormente y que me ha gustado?”. Otras pistas pueden incluir el resumen que aparece en la parte trasera del libro o frases claves como: “Basado en la serie de televisión X”.
  • Inmersión en el libro: Los alumnos pueden elegir una página del libro al azar y leerla para decidir si es o no interesante.
  • Pistas de precaución: Es posible que los alumnos tengan una idea de lo que no les gusta, aunque no sepan claramente qué les gusta. En esos casos, pueden buscar en el libro que tienen entre sus manos pistas que indiquen que contiene eso que a ellos no les gusta.
  • Recomendaciones: ¿Ha recomendado alguien el libro? ¿Ayuda esta recomendación a leer el libro al alumno?

Los alumnos tutores pueden acompañar durante el proceso de selección del libro a los alumnos tutelados pidiéndoles que les hablen del libro que han elegido: ¿hicieron una buena elección?, ¿por qué sí o por qué no?, ¿fue el libro tal y como ellos esperaban?, ¿elegirían otro libro similar en el futuro?

Lectura en parejas Parte IV Cuadro 2.jpg

Decodificación

Los alumnos tutores tienen que aprender una serie de estrategias sencillas para ayudar a los alumnos tutelados a leer palabras que se les resisten. Para hacer esto, explica a los tutores las nociones básicas de la correspondencia letra-sonido.

Repasa con los alumnos tutores todas las letras que existen en castellano (o el idioma que se esté trabajando) y sus correspondientes sonidos. Puedes también jugar con ellos a dividir palabras en sus sílabas y sílabas en sus fonemas (o grafemas cuando lo hagas de forma escrita). Y a continuación jugar a unir las letras para formar  sílabas y después las sílabas para formar palabras.

Una vez que los tutores intenten hacer estas actividades con palabras sencillas (consonante – vocal – consonante – vocal. Ejemplo: cereza), anímalos a que lo intenten con palabras mucho más complicadas para ellos, que seguro no lograrán decodificar a la primera (Ejemplo: subterráneo). Esto les ayudará a descubrir qué van a sentir sus compañeros tutelados cuando se enfrenten a la tarea de leer. También puedes lanzarles los siguientes mensajes:

  • Asegúrate de que los tutores tienen claro que algunos sonidos se representan mediante más de una letra (p. ej., ll – y) o que algunas letras se pronuncian de forma diferente según el contexto en el que se encuentran (p. ej., gato – giro).
  • Cuando los alumnos tutelados cometan claramente un error al leer una palabra (esto es, comerse o añadir letras, sustituir unas letras por otras), pedir a los alumnos tutores que sigan estos pasos:
  1. Que toquen la mano de su compañero tutelado (señal de que quiere que pare).
  2. Que le indiquen con el dedo al alumno tutelado la palabra que ha decodificado mal.
  3. Que le lean en voz alta, primero silabeada (se puede ayudar de palmas o leves golpes en la mesa) y después de seguido, la palabra que ha leído mal.
  4. Que le pidan al alumnos tutelado que lea él solo esa palabra mal leída. ¡Ojo!, que la lea, no que la repita en voz alta sin fijarse en las letras escritas.
  5. Que repita estos pasos las veces que sea necesario hasta que su alumno tutelado lea bien la palabra.
  6. Si el alumno tutelado lee la palabra sin errores pero de forma entrecortada, es conveniente que el alumno tutor le invite a leerla de forma más fluida.
  • Comunica a los tutores que no tienen por qué interrumpir a los alumnos tutelados cada vez que cometan un error leve si creen que esto va a hacer que rompan el ritmo de lectura.
  • Pide a los tutores que tomen nota de las palabras que les han dado más problemas a los compañeros tutelados para repasarlas al final de la sesión y para que las tengan presentes en el futuro.

Comprensión

Como acabamos de decir, una de las tareas centrales del alumno tutor es ayudar a los alumnos tutelados a mejorar la decodificación de palabras. Pero también es importante que el alumno tutor entienda que tiene que mantener un ojo en cuánto comprende lo que lee su compañero tutelado. A los tutores más jóvenes les puede costar ayudar a sus compañeros tutelados con la decodificación y comprensión a la vez. En estos casos, los alumnos tutores se pueden concentrar sólo en la decodificación y, sólo al terminar la lectura del párrafo o historia, hacer a su compañero tutelado 2 ó 3 preguntas sobre lo leído.

Para los tutores que sean capaces de atender tanto a la decodificación como a la comprensión de sus compañeros, abajo se facilitan una serie de sugerencias que puedes dar a tus alumnos tutores durante las sesiones formativas. Al final de esta sección aparecen algunas preguntas que pueden ayudar a los tutores a aprender qué tipo de preguntas hacer.

 Ayuda con el significado de las palabras

Si a los alumnos tutelados les cuesta mucho decodificar una palabra o se encuentran con una palabra nueva, es importante que el tutor se asegure de que su compañero conoce el significado de esa palabra. En concreto, los tutores tienen que preguntar a sus compañeros tutelados qué creen que significa esa palabra ante de darles la respuesta correcta. Puede que los alumnos tutelados encuentren pistas sobre el significado de la nueva palabra por el contexto y el tutor tiene que darles la oportunidad de intentarlo. Es aconsejable que los tutores anoten las nuevas palabras que han aprendido los alumnos tutelados.

Diálogo antes de que las parejas se junten para leer

Las parejas de lectura han de hacer una recapitulación de lo que hicieron en la sesión anterior antes de comenzar a leer. Los tutores pueden lanzar preguntas del tipo:

  • ¿Qué recuerdas de lo que leímos la semana pasada?
  • ¿Qué crees que va a pasar en la siguiente historia que vamos a leer?
  • ¿Has logrado leer algo más desde que lo hicimos juntos durante la sesión anterior?
  • ¿Puedes ayudarme a recordar qué pasaba en la historia durante la lectura de la sesión anterior?

Formular preguntas significativas

Es importante que, siempre que sea posible, los tutores verifiquen que, además de decodificar palabras, los alumnos tutelados comprenden lo que están leyendo. El mejor momento para hacer esto puede ser al final de una página o de un capítulo. Algunas de estas preguntas pueden ser:

  • ¿Qué acaba de pasar en la historia?, ¿te lo esperabas / te ha sorprendido?
  • ¿Qué piensas sobre lo que hizo X?, ¿por qué crees que él/ella lo hizo?
  • ¿Qué crees que va a pasar a continuación?
  • ¿Qué harías en esa situación? (dependiendo de la edad)

Revisión de la lectura hecha

La parte final de la lectura en parejas es una ocasión buena para revisar las palabras en las que el alumno tutelado se ha equivocado o atascado y también para lanzar algunas preguntas que durante la sesión hubieran interrumpido el ritmo de la lectura:

  • ¿Estás disfrutando de esta historia /libro?, ¿por qué sí / no?
  • ¿Cuál ha sido la parte de la historia que más te ha gustado?
  • ¿Te ha gustado el capítulo X?, ¿por qué sí / no?
  • ¿Qué te hace pensar esta historia?, ¿te gustaría estar envuelto en ella?
  • ¿Qué crees que va a suceder en el siguiente capítulo / hoja?
  • ¿Crees que te gustaría leer algún otro libro de este mismo autor?

Lectura en parejas Parte IV Cuadro 3

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s