CONTRA LA NUEVA EDUCACIÓN. Por una enseñanza basada en el conocimiento

UN LIBRO DE ALBERTO ROYO

 

De unos años a esCubierta_contra_nueva_educacion.inddta parte no hay curso escolar en el que no aparezca una nueva metodología más efectiva, más fácil de aplicar y más sexy que las anteriores. Cada año, los maestros nos convertimos en una diana perfecta para muchas editoriales, empresas de marketing, gabinetes psicopedagógicos o fundaciones que tratan de vendernos un método o tratamiento nuevo que revolucionará nuestras aulas o bien solucionará los problemas de lectura, atención, conducta y un largo etcétera de nuestros alumnos. Y lo hacen sin ninguna prueba contundente bajo el brazo. Sus argumentos se apoyan simplemente en observaciones e intuiciones personales, en experiencias concretas en determinados centros o con determinados alumnos, sin controlar las innumerables variables que pueden estar detrás del verdadero éxito de esa nueva metodología, si es que lo hay. Y nosotros, los maestros, les tenemos que creer.  A su vez, curiosamente, los métodos que sí tienen evidencia robusta se nos presentan como arcaicos, desmotivadores, autoritarios, incompatibles con una relación profesor-alumno sana y enriquecedora, como un obstáculo para que nuestros alumnos triunfen en la siempre cambiante realidad actual. Me refiero aquí, por poner solo algunos ejemplos, a la enseñanza directa, la memorización o la evaluación.

Ante este panorama, el libro Contra la nueva educación ha sido para mí como una bocanada de aire fresco, un oasis en medio del desierto. Su autor, Alberto Royo, dedica gran parte de su obra a hacer una defensa firme de una enseñanza basada en la trasmisión de conocimientos, de la figura del maestro como aquel que enseña a sus alumnos, ni más ni menos. Y lo hace con lucidez, sarcasmo, y ejemplos muy ilustrativos de lo que está ocurriendo actualmente en la educación de nuestro país.

Son muchas las líneas del libro que me gustaría acercar al lector desde este post pero me quedo con el siguiente enunciado: “Si el sistema educativo funcionara, pocos se animarían a vender sus recetas milagrosas”.  O, dicho de otra forma, si los maestros estuviéramos bien formados, pocos se atreverían a vendernos métodos sin ningún rigor científico. No puedo estar más de acuerdo.

 

Anuncios

3 pensamientos en “CONTRA LA NUEVA EDUCACIÓN. Por una enseñanza basada en el conocimiento

  1. Estimada Marta:

    Agradezco mucho la reseña y la valoración. Sigo desde hace tiempo tu blog, por el que quiero felicitarte. Creo que estamos en la misma batalla. Un cordial saludo. Alberto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s